El Yoga (del sánscrito “yug” que significa unión) es en cierta manera una especie de ejercicio y terapia que se origino en la India hace ya cinco mil años. Para preparar sus cuerpos para la meditación, los antiguos sabios desarrollaron toda una serie de ejercicios y posturas con el objetivo de facilitar la concentración durante la meditación. Estos ejercicios unen la mente, el cuerpo y el espíritu con la finalidad de alcanzar un estado donde la mente está clara; el alma invita a la introspección y el cuerpo es puro y fuerte.

Clínicas de Yoga

La mejor manera de describir el Yoga es como una serie de ejercicios físicos que involucran estiramientos, respiración y una relajación profunda y progresiva.

La práctica y estudio del Yoga ayuda a encontrar el balance de la mente y el cuerpo. Una vez esto ocurre se produce un estado de bienestar general que se manifiesta en forma de buena salud. Sin embargo el Yoga por si solo no trae salud, más bien es la mezcla del Yoga con una alimentación balanceada, aire puro, ejercicios físicos y un buen manejo del estrés el que creará el ambiente apropiado para la persona se sienta bien.

La adhesión del público es cada día mayor, destacándose entre los practicantes una marcada preferencia entre los estudiantes, deportistas, bailarines, artistas, profesionales independientes y ejecutivos jóvenes, en virtud de tratarse de una modalidad altamente técnica, naturalista y no mística. Nuestro método proporciona una herramienta más para desarrollar:

• vitalidad
• conciencia corporal
• resistencia
• elongación muscular y flexibilidad articular
• fuerza y tonicidad muscular
• capacidad respiratoria
• conciencia emocional
• administración del stress
• concentración
• notable disminución de lastimaduras en profesionales del trabajo corporal, tales como desgarros, distensiones, inflamaciones, etc.