Suecia en la actualidad recicla o reutiliza un increíble 99 % de sus residuos, una cifra que mejora la récord de 2012 que fue del 96 %. El país utiliza un sistema de jerárquico en la gestión de residuos, el cual se centra en la prevención, la reutilización, el reciclaje, las alternativas al reciclado, y como último recurso, la eliminación en vertedero. Mientras que sólo el 1 % del promedio anual de 461 kg de residuos que cada sueco produce, todavía está causando controversia, ya que implica la incineración de alrededor de dos millones de toneladas de basura año. 

Los suecos son tan ordenados que han logrado lo que parecía imposible: depositar el 1% del total de la basura generada por sus ciudadanos en vertederos. 

La basura es separada por sus ciudadanos y llevadas a alguna de las 32 plantas WTE (acrónimo del inglés Waste To Energy, en español, De Basura a Energía) para producir electricidad y, por lo tanto, calor para más de 800,000 hogares y electricidad para más de 250,000 casas. 

 

¿Y cómo lo lograron? Por una constante educación a sus ciudadanos y por la ley que obliga a los productores como responsables a la recolección y reciclaje de sus productos. Por ejemplo, una empresa de bebidas es responsable financieramente de recoger sus botellas. 

 

Algunos detalles de este proceso: 

 

1.- Los consumidores en Suecia son altamente conscientes y eligen un producto por su grado de reciclaje 

2.- Las figuras públicas y grupos  musicales suelen incluir mensajes de cuidado al medio ambiente en sus presentaciones. 

3.- Los deshechos de los hogares se separan en: orgánicos, pilas, cartón, periódicos y plásticos. 

4.- Los camiones de reciclaje usan biodiesel en sus trayectos. 

5.- Las marcas se involucran con sus consumidores. Por ejemplo, el almacén H&M lanzó una propuesta global en la que al llevar ropa que no utilizaban tendrían un descuento en nuevas prendas.  (¡Por cierto, esto también pasa en México!) 

Es momento de poner un granito de arena y hacer la diferencia. Empieza en casa separando los materiales y trata de reutilizar aquellos que puedas. Una pequeña acción nos ayuda muchísimo a cambiar el destino de nuestro planeta. 

 

 

¡¡Se que es muy difícil que podamos copiarlos en todo, pero podemos empezar en casa!!  ¡Si somos la mayoría veremos entonces pequeños cambios!  

 

Algunos tips para reciclar en casa:  

 

1.- Recicla las pilas por separado. De esa forma evitarás contaminar los mantos freáticos. 

2.- Si tienes medicamentos caducados, llévalos a las farmacias -suelen tener contenedores especiales- 

3.- Evita tirar el aceite para freír ya que es altamente contaminante, si tienes frascos de vidrio colócalo ahí antes de reciclarlo. 

4.- Las cápsulas de café (pods) se pueden reciclar en puntos especiales donde las adquieres. 

5.- Cartucho de impresora, tecnológicos y hasta las viejas radiografías que tienes guardadas necesitan un manejo especial. 

6.- ¡¡No compres ropa nueva de no ser super súper necesario, ya hay muchas páginas en Facebook de reciclaje de ropa!! 

 

Ahora que ya lo sabes, es momento de salir, descubrir el mundo y compartir este conocimiento con otros. 

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos