La mayoría de nuestra población debido a los incorrectos hábitos alimenticios que han tomado por muchos años, acompañada de un notable sedentarismo, ha desatado un incremento en las enfermedades crónico-degenerativas, principalmente Diabetes mellitus tipo 2. Se ha demostrado que un tratamiento médico, nutricional y deportivo, así como la mejora en el cambio de hábitos conlleva a mayor calidad y esperanza de vida en estos pacientes. En este artículo te brindaré algunas recomendaciones para incluirlas en tu rutina de ejercicio.  

El Colegio Americano de Medicina Deportiva y la Asociación Americana de Diabetes recomiendan que los pacientes con diabetes tipo 2 participen en al menos 150 minutos de ejercicio moderado semanalmente con entrenamiento de fuerza dos o tres veces por semana. 

Para los pacientes con diabetes tipo 2, el ejercicio mejora el control de la glucosa en la sangre y reduce el riesgo de comorbilidades que incluyen hiperlipidemia, hipertensión y cardiopatía isquémica. Según los CDC, más de 29 millones de estadounidenses (aproximadamente el 9% de la población) tienen diabetes tipo 2 y la mayoría no son físicamente activos. 

La recomendación del Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM) y la Asociación Americana de Diabetes (ADA) recomiendan al menos 150 minutos totales de actividad aeróbica de intensidad moderada por semana, con no más de 2 días consecutivos sin actividad física.  

Los estándares de atención de la ADA para la diabetes en 2015 recomiendan reducir el tiempo sedentario total al incorporar actividad física cada 90 minutos. Además, la ADA recomienda que los pacientes realicen ejercicios de fuerza utilizando los ocho grupos musculares principales dos o más veces por semana. Sin embargo, solo el 12% de los adultos con diabetes tipo 2 cumplen con las recomendaciones del entrenamiento de fuerza que proponen la ACSM / ADA y solo el 41% cumple con las recomendaciones de entrenamiento aeróbico. 

Antes de realizar una prescripción de actividad física o rutina de ejercicio los médicos deben evaluar a los pacientes para detectar afecciones como hipertensión no controlada, neuropatía autonómica grave y retinopatía proliferativa inestable, que puede predisponer a los pacientes a lesiones o impedir su participación en ciertos tipos de ejercicio. 

Los pacientes deben realizar de 5 a 10 ejercicios, el Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda realizar entre ocho y 10 repeticiones por serie y entre dos y tres series en total, con un peso suficientemente para estar en una sensación percibida del 7-8, definido como el 75% al 80%, sin olvidar que estas recomendaciones deben llevarse a cabo después de una valoración médica completa y aprobación del personal médico para poder realizar la actividad física sin problemas.  

 

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos