Cada día son más las compañías que se preocupan por la salud y el bienestar de sus colaboradores; normalmente lo hacen para impulsar la productividad y haya una mejora en el ambiente laboral. Las empresas catalogan este reto como prioridad, tanto que llegan a implementar programas que fomenten hábitos de vida más saludables, mejor conocidos como wellness. 

Este tipo de programas ayudan a que los colaboradores de las empresas tengan más compromiso y fidelidad hacia ellas, y una buena salud física y mental es el ingrediente imprescindible para lograrlo. 

Lee también: "Principales programas de wellness corporativo"

Los empleados más sanos, que siguen una dieta equilibrada y practican ejercicio, tienden a tener una mentalidad más positiva y la motivación y energía necesarias para afrontar los retos del día a día, y esto, sin duda, se traduce en un doble beneficio, tanto para ellos mismos como para la empresa.

Pero, ¿qué es el wellness corporativo?

El wellness corporativo nació como un programa pensado para mejorar el bienestar empresarial, que incide en diferentes áreas de los colaboradores con el objetivo de mejorar su salud física y estado anímico. Con estas actividades se trabajan los siguientes campos:

  • Área física: Aquí es donde se plantean acciones para la mejora de la alimentación a través de menús más balanceados. Además, se ponen en marcha planes para la realización de ejercicio físico o actividades recreativas. 
  • Área mental y emocional: Se busca mejorar el ánimo con el que los colaboradores se enfrentan a la jornada laboral, los picos de trabajo o el ambiente en la empresa.

Consejos para implementar el wellness corporativo

Las empresas, en busca de mejorar estas áreas, ponen en marcha distintos programas de bienestar, sin embargo, lo primero que deben de hacer es un diagnóstico para identificar las necesidades de su organización. 

Además, deben de ubicar aspectos como la alimentación o la actividad física que realizan los empleados, para poder determinar las medidas que se van a implementar.

En base a los resultados obtenidos, hay que elaborar un plan de acción, que puede incluir, por ejemplo:

  • Mejoras en los menús que se ofrecen a los colaboradores 
  • Cambios en la oferta de máquinas de vending para introducir snacks más saludables o frutas.
  • Alimentos saludables en el comedor de la empresa.
  • Programación de actividades y eventos para que participen todos los empleados o, al menos, el mayor número posible.

Una vez que hayas implementado esas acciones, es necesario hacer un seguimiento para ver si están cumpliendo o no los objetivos, además, te servirá para analizar si los empleados se han sentido involucrados en los cambios y están participando en las actividades programadas.

Es sumamente importante que no veas al wellness corporativo como un gasto, sino como una inversión muy rentable. Recuerda que todos estos factores implican una mayor satisfacción laboral, una mejora de la motivación y una ayuda para lograr los objetivos estratégicos fijados por la empresa. Sobre el papel todo son beneficios, pero ponerlo en marcha tiene un coste y además hay que lograr que los empleados participen, lo cual no siempre es fácil.

También te puede interesar: "Beneficios de implementar el wellness en tu empresa"

Cómo lograr que los empleados se involucren en los programas de mejora

Cada persona es distinta por muchos factores, ya sea por la edad, por hábitos, por el gusto al deporte, entre otras cosas, por lo que no será fácil atraer a todos los empleados. En principio, los programas de mejora de la salud atraen más a los millennials y generación Z, que son los que reclaman algo más que sueldo en las empresas.

Este tipo de actividades no deben de ser obligatorias, ya que si el trabajador siente que un programa de actividades físicas es una tarea extra de su trabajo que les obligan a hacer en contra de su voluntad, o declinan, puede que lo hagan con el mínimo esfuerzo para no ser sancionados. Sin embargo, habrá otros empleados que puedan sentirse apasionados con la idea y hacer un efecto imán para que los demás participen.

Una solución es crear un programa de recompensas o reconocimientos para que los empleados que no quieran participar, se animen a hacerlo. Además, si añades un poco de flexibilidad que permita a los empleados organizarse para tener más tiempo libre para invertir en estas actividades, el éxito estará casi garantizado.

Es importante realizar una buena campaña de comunicación para que todos los colaboradores estén informados de las actividades, se difundan las actividades a realizar y se dé a conocer quiénes han logrado mejores resultados. 

Si quieres conocer más sobre el wellness corporativo y cómo implementarlo en tu empresa, no dudes en contactar a uno de nuestros asesores para que te brinde más información y tengas éxito a la hora de llevarlo a cabo; tus trabajadores te lo agradecerán. 

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos