Seguramente conoces a muchas personas que ingieren suplementos alimenticios sin saber en qué o cómo los beneficiará, lo cual está mal ya que, aunque son benéficos para la salud, si los consumen de una forma inadecuada puede implicar riesgos para su salud. Por ello, es recomendable que antes de empezar a consumirlos consulten a un especialista. 

Los suplementos alimenticios son productos a base de hierbas, extractos vegetales, alimentos tradicionales, deshidratados o concentrados de frutas, en ocasiones adicionados de vitaminas o minerales. Se pueden presentar en forma farmacéutica y su finalidad es incrementar la ingesta dietética total, complementar o suplir algún componente.

Al consumir alimentos, nuestro cuerpo extrae los nutrientes que necesita para transformarlos en sustancias vitales; sin embargo, hay ocasiones en que nuestro organismo no puede hacerlo, lo cual nos trae problemas de salud y es ahí cuando entran en acción los suplementos alimenticios, para completar las necesidades de los nutrientes que nuestro cuerpo requiere.

Lee también: "Tipos de dietas: ¿Realmente funcionan?"

Estos suplementos son muy buenos ya que están elaborados a partir de extractos concentrados de alimentos funcionales como frutos, vegetales, hongos, etc, es por ello por lo que son efectivos, de calidad y muy puros. 

No confundas los suplementos alimenticios con medicamentos

Los medicamentos se pueden utilizar como tratamiento de enfermedades, contrario a los suplementos alimenticios, sin embargo, estos últimos si se pueden emplear como un tratamiento de apoyo. 

Como lo mencionamos anteriormente, los suplementos alimenticios sirven para cubrir las necesidades nutricionales que el cuerpo requiere; en cambio, los medicamentos producen efectos fisiológicos y químicos, efectos que varían dependiendo de su acción farmacológica estimulando, inhibiendo o supliendo funciones y en muchos casos, predominando ante la respuesta natural del organismo.

A diferencia de los fármacos, los suplementos no están destinados para tratar, prevenir o curar enfermedades. Esto significa que no deben existir afirmaciones como “reducen el dolor” o “tratan las enfermedades cardíacas”.

Beneficios de los suplementos alimenticios

Es de suma importancia estar consciente de que los suplementos alimenticios no sustituyen por completo nuestra alimentación; lo que sí es que algunos de ellos contribuyen en asegurar que nuestro organismo obtenga las sustancias vitales que necesitamos para funcionar. 

Algunos de los beneficios que podemos obtener de los suplementos alimenticios son:

  • Garantizar el aporte de nutrientes esenciales para el organismo.
  • Equilibrar la alimentación, especialmente cuando se sigue una dieta pobre en frutas y verduras.
  • Favorecen un buen aporte de antioxidantes que combaten los efectos dañinos de los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro y de enfermedades como el cáncer.
  • Su aporte en proteínas de origen vegetal contribuye en reparar los tejidos, fortalecer la musculatura y transportar el oxígeno de una forma eficiente a la sangre, entre otras.

Los suplementos alimenticios normalmente se utilizan para:

  • Cubrir deficiencias nutricionales.
  • Evitar enfermedades como la hipertensión, colesterol, resfriados, estrés, entre otros.
  • Aliviar los síntomas o el dolor producidos por enfermedades como el resfriado, la artritis, osteoporosis, ansiedad, estrés, inmunidad deprimida.
  • Incrementar la energía.

Riesgos de los suplementos alimenticios en la salud

A lo largo de este texto hemos mencionado la importancia y los beneficios que tienen los suplementos alimenticios, pero siempre hay que tener presente que también existen algunos riesgos; éstos pueden interactuar y presentar efectos adversos si se combinan con otros medicamentos, plantas medicinales e incluso con otros suplementos. 

Por ello, es importante que antes de tomar cualquier suplemento se acuda al médico o algún especialista en nutrición, especialmente para aquellas personas que padezcan alguna enfermedad o que estén en algún tratamiento médico. 

También te puede interesar: "Carbohidratos que puedes incluir en tu dieta para bajar de peso"

Conclusión:

Como todas las cosas, los suplementos alimenticios tienen sus pros y contras y siempre deben de evitar consumirse en exceso. Además, es importante que no combines o sustituyas los suplementos con medicamentos, ya que no sabes qué efectos secundarios puedan llegar a tener. 

Si quieres ver resultados más rápido, ingresa a https://fitness-nutritioncenter.com/consultas-new/ para que cumplas todos tus objetivos de la mano de un experto.

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos