Hoy en día sigue la duda sobre si una dieta alta en proteínas puede afectar a la salud de las personas en vez de generar algún beneficio, principalmente al cambio en la composición corporal.  

En este artículo te explicare en que personas se puede utilizar, cuando y de qué manera hacerlo. 

Si se buscara cual es el origen en el cual se afirma que un consumo elevado en proteína daña los riñones, más de una persona se preguntaría de donde proviene y el  por qué… 

En algunos estudios se utilizaron ratas para comprobar de qué forma las dietas altas en proteínas podían dañar a los riñones, en conclusiones existen muchas variantes para poder determinar qué tan cierto puede ser esto:  

1.- la edad de la persona a realizar una dieta alta en proteína  

2.- los antecedentes clínicos que presenta (infecciones en riñón, antecedentes heredofamiliares de HTA, trasplantes etc.) 

3.- tiempo y tipo de actividad física, este punto es determinante ya que el estímulo de la masa muscular acompañado de una dieta alta en proteínas ha demostrado grandes cambios en la composición corporal en comparación de únicamente realizar una dieta alta en proteínas sin actividad física o un programa de entrenamiento. En este caso y aun no se ha comprobado que las dietas altas en proteínas no sería la mejor opción. 

Anteriormente se había descrito que una dieta alta en proteína correspondería a calcular 1.5 a 2 gr por kilogramo de peso, y únicamente en pacientes deportistas de alto rendimiento o en cuestiones clínicas que se  necesitaran grandes cantidades de proteína por ejemplo; cáncer, pacientes con VIH, periodos de crecimiento como la adolescencia o periodos de gestación. En el transcurso de los años ha cambiado este pensamiento comprobando no solo con cuestión practica si no la aplicación de artículos y métodos de investigación que el consumo “adecuado” marcado por las primeras generaciones de nutriólogos que radicaba en .8 y 1.2 gr por kilogramo de peso subestimaba la cantidad de proteína a prescribir en un tratamiento nutricional, demostrando que la cantidad podía aumentar cubriendo ciertas pautas.  

Ahora… ¿en qué momento podemos realizar una dieta alta en proteínas? 

Cuando estemos realizando una actividad física y un plan nutricional en el cual nuestro consumo de energía sea menor al que necesitamos, con ello causando una pérdida de peso principalmente grasa y con el adecuado consumo de proteína y estímulo mediante actividad física poder evitar la pérdida de nuestra masa muscular  

No haber presentado anomalías o enfermedades a nivel renal en las cuales se haya generado un daño el cual un excedente de proteínas mal calculado conlleve a un deterioro de la salud.  

Asi mismo el constante chequeo médico acompañado de análisis de laboratorio nos permitirá corroborar el estado de nuestros riñones después de haber realizado dietas altas en proteínas y poder asegurarnos de que nuestra salud está en óptimas condiciones, de igual forma te recomiendo que al realizar por mucho tiempo dietas altas en proteína te des un descanso de alrededor 2 meses como máximo y des variedad a tu alimentación sin caer en los excesos para poder darle a tu cuerpo un óptimo descanso y con ello poder volver a realizar dietas hiperproteicas sin alterar nuestra salud.  

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos