La mayoría de nuestra población presenta una gran incidencia en el sedentarismo debido a los estilos de vida y cambio de hábitos que presentamos, en este artículo me centraré en cómo puede afectar o beneficiar el ejercicio en mujeres que han llegado a la menopausia. 

La edad cronológica y la edad fisiológica no son sinónimos. En los años posteriores a la menopausia, toda mujer toma decisiones diarias que afectan a su salud y a la calidad de vida del año presente y de los años futuros. Una decisión es la elección entre un estilo de vida sedentario y uno activo. La mujer que elige ser sedentaria ha elegido un camino que, en sí, es un factor de riesgo para enfermedades crónicas.  

En muchos aspectos, los efectos de la inactividad imitan a los efectos del envejecimiento, y viceversa. La mujer físicamente activa puede ser fisiológicamente diez o veinte años más joven que una mujer sedentaria de su misma edad. La razón es simple: los sistemas fisiológicos se adaptan a las demandas que se imponen sobre ellos. 

La mujer activa no sólo obtiene un beneficio fisiológico inmediato, sino que también se está asegurando una buena calidad de vida en el futuro. La mejor medicina preventiva contra algunos de los problemas de la vejez puede ser la "prescripción de ejercicios" de por vida. Afortunadamente, nunca es demasiado tarde para sacar provecho de la actividad física. No obstante, un programa integral de nutrición y entrenamiento generaran mayor cantidad de beneficios al organismo. 

Las mujeres sedentarias que comienzan un programa de ejercicios mejorarán la capacidad funcional de su sistema cardiovascular, tendrán mayor fuerza y resistencia muscular y aumentarán la flexibilidad. Una "prescripción de ejercicios" individualizada, realizada por un profesional capacitado, asegurará que tales beneficios se obtengan a través de una progresión segura de actividades. Siempre se debe de acudir con profesionales altamente capacitados ya que con ello no sólo se determina la periodización del ejercicio y el plan de alimentación, si no poder tomar todas las variables y perspectivas así como las problemáticas, o cualquier aspecto que pueda interferir en un programa de entrenamiento y nutrición, con ello dar la mejor solución a cualquier contratiempo que se pueda presentar e individualizar cada uno de los pasos a seguir para poder asegurar los resultados deseados.  

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos