Sabías que en el mes de mayo el Congreso de la Ciudad de México aprobó las reformas a la Ley de Residuos Sólidos, la cual prohíbe el uso y distribución de bolsas de plástico y popotes? 

Esta Ley entrará en vigor a partir del 2020, de forma paulatina, el objetivo es que las empresas sean más responsables en el destino del producto y a la vez, que los capitalinos tomen conciencia sobre el medio ambienteLa idea esponer punto final a los plásticos de un solo uso en la Ciudad de México, en beneficio del planeta y el medio ambiente. 

En otros países estas medidas ya se han implementado desde principios de este siglo, nosotros vamos rezagados en esta carrera contra reloj por salvar nuestro planeta. Suena drástico, pero no lo es; basta echar una mirada a estas cifras: 

Cifras del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) 

  • Entre el 60% y 90% de la basura marina son polímeros de plásticos. 
  • Cada año, cuando menos 8 millones de toneladas de plástico se depositan en el océano. 
  • El plástico mata cada año cerca de 1 millón de aves marinas, 100,000 mamíferos marinos e innumerables peces. 
  • Al ritmo que aumentan los residuos como botellas, bolsas o vasos de plástico, para 2050 habrá más plástico que peces en peso en el mar y el 99 por ciento de las aves marinas habrá consumido restos de este material. 
  • Existen en el mar 13,000 piezas de plástico por kilómetro cuadrado. 
  • El 80% de la basura marina es de origen terrestre. 

 

De acuerdo con esta nueva legislación para la Ciudad de México, los artículos que estarán prohibidos son: bolsas, tenedores, cuchillos, cucharas, palillos mezcladores, platos, popotes o pajitas, cotones, globos y varillas para los mismos, vasos y sus tapas, charolas, cápsulas de café, aplicadores de tampones y cualquier utensilio fabricado con plásticossalvo aquellos que puedan convertirse en composta. 

Otra de las cosas que señala el dictamen es que sólo se otorgarán bolsas de plástico necesarias por razones de higiene o que limiten el desperdicio de alimentos, siempre y cuando éstas sean biodegradables un 90% en seis meses. Existe una gran variedad de bolsas “ecológicas”, derivadas de bioplásticos o biopolímeros de los recursos naturales renovables, que están excluidas de la prohibición establecida. 

La primera medida, vigente a partir de 2020, es la prohibición de la fabricación, distribución y comercialización de bolsas plásticas en puntos de venta. 

Así, de forma gradual y hasta 2021, se busca hacer de la Ciudad de México una zona libre de esos materiales para contribuir al combate al daño ambiental. 

 

 

Aunque aún hay mucho por hacer, todos podemos contribuir poniendo nuestro granito de arena, evitando desde ya el uso de estos productos. 

De cualquier manera, estamos a tiempo de tomar las medidas necesarias en cuanto a cambiar nuestros hábitos de consumo, almacenaje y transportación de productos y buscar soluciones alternativas y de fácil implementación en nuestra vida diaria, ya que en unos meses no tendremos otra opción.  

Pero lo más importante, debemos ver esto no como una imposición legal si no como una medida que debió tomarse hace mucho tiempo y que es urgente para detener el deterioro ambiental que estamos causando a nuestro planeta. 

Y tú, qué estás haciendo al respecto?? 

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos