Algunos estudios han demostrado que hacer primero pesas y luego cardio ayuda a oxidar más grasa, ya que luego de hacer pesas, tu cuerpo se encuentra ya utilizando sus reservas de energía para reparar los músculos utilizados durante esta sesión, mientras que si primero haces cardio, es posible que no vayas a tener la energía suficiente para terminar la rutina.

Es preferible que completes la de pesas, ya que ese proceso de reparar músculos y quemar calorías ocurrirá hasta por 48 horas después de tu entrenamiento (¡inclusive cuando duermes!), mientras que con el cardio sólo oxidas grasa mientras lo realizas.

Es importante que con independencia de tu ejercicio central o principal, debes siempre comenzar calentando aeróbicamente y esto no cuenta como parte de tu ejercicio para oxidar grasa, éste tiene como objetivo aumentar la temperatura corporal y preparar al cuerpo para el ejercicio principal.

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos