Si después de posponer varias veces y darle vueltas al asunto, ya te has decidido en iniciar tu transformación, es importante que tomes en cuenta ciertos factores decisivos antes de comenzar.

No basta con sólo desear bajar de peso, es necesario estar completamente comprometido y llevar a cabo un plan bien establecido. 

 

  • Decídete 

Este es el punto más importante. Si ya sabes que necesitas realizar una transformación en tu cuerpo, ahora enfócate en hacerlo. Recuerda planteártelo como una meta y trabajar en ello día a día con decisión y compromiso. La determinación y las ganas deben estar presentes en todo momento.

 

  • Comprométete

Tomar la decisión de perder peso, cambiar tu estilo de vida y estar más saludable es un gran paso. Empieza haciéndote una promesa a ti mismo ya que ciertamente a muchas personas les resulta más fácil escribir sus promesas en un contrato escrito. 

El contrato puede incluir cosas como cuánto peso deseas perder, la fecha en que deseas perder cambiará su dieta para desarrollar hábitos alimenticios saludables y un plan de ejercicio físico regular.

 

  • Ubica la realidad

También es útil enumerar las razones por las que deseas perder peso. Puede ser que tu familia tenga antecedentes de enfermedades cardíacas, o diabetes, o simplemente porque quieres vestirte mejor. Publica estos motivos todos los días para recordarte que debes cambiar el motivo. Consulta con profesional como un nutriólogo o dietista para comprender los factores de riesgo relacionados con el peso, la altura y el peso.

Concierta citas de seguimiento para controlar los cambios en tu peso o afecciones relacionadas con la salud. Lleva un "diario de alimentos" durante unos días, donde anotes todo lo que comes, este te hará ser más consciente de lo que comes y cuándo.  

Luego, observa tu estilo de vida actual. Identifica los obstáculos que pueden impedirte perder peso. Por ejemplo, ¿Tiendes a comer alimentos ricos en azúcar porque ese es el alimento que compras para tus hijos?, ¿tus reuniones laborales o tus viajes te impiden realizar una actividad física adecuada?, ¿tus colegas a menudo traen alimentos ricos en calorías para compartir, como pan dulce? Piensa en lo que puedes hacer para superar estos desafíos.

Finalmente, piensa en los aspectos de tu estilo de vida que pueden ayudarte a perder peso.

 

  • Metas realistas

Establece algunas metas a corto plazo y recompensa tus esfuerzos durante todo el proceso.

Concéntrese en dos o tres metas a la vez. Las metas más efectivas son:

  • Concretas
  • Realistas
  • Comprensivas (no somos perfectos)

Recuerda que, a la larga los pequeños cambios traerán grandes resultados. También que las metas realistas son metas alcanzables. Al lograr metas a corto plazo día tras día, estarás satisfecho con tu progreso y motivado para seguir adelante. 

La realidad también significa saber que puedes encontrar contratiempos. Independientemente del motivo, como vacaciones, horas de trabajo extendidas u otro cambio en la vida, cuando te desvíes de tu plan por cualquier motivo, encontrarás contratiempos. Cuando te enfrentes a alguno de estos, intenta reanudar tu plan lo antes posible. Tómate un tiempo para considerar qué enfoques diferentes tendrías si te enfrentaras a una situación similar para evitar contratiempos. 

Todos somos diferentes: lo que funciona para algunas personas no funciona para otras. Incluso si algún conocido sólo pierde peso corriendo, eso no significa que correr sea tu mejor opción. Intenta realizar todo tipo de actividades deportivas que más te gusten y se adapten a tu vida, como caminar, nadar, jugar tenis, futbol o tomar clases de ejercicio grupales. Así te resultará más fácil seguir realizando estas actividades a largo plazo.

 

  • Baja el consumo de calorías 

Si tu verdadero objetivo es perder peso, baja tu consumo de calorías. Un buen tip es no beber jugos, ni refrescos (incluyendo los light), ni bebidas deportivas, ni nada que incluya edulcorantes artificiales ¡Únicamente agua!

Consumir menos calorías no significa necesariamente comer menos alimentos. Para poder reducir calorías sin comer menos y sentir hambre, necesitas sustituir algunos alimentos de alto contenido calórico por otros alimentos que sean bajos en calorías y grasas y que le hagan sentir satisfecho.

 

  • Busca apoyo personal

El apoyo de la familia y los amigos es de suma importancia en los esfuerzos para bajar de peso. Siempre es más fácil realizar los cambios necesarios en nuestro estilo de vida cuando se tiene el soporte de las personas más cercanas a nosotros.

Es posible que existan personas a nuestro alrededor con metas u objetivos similares, lo cual puede hacer el proceso más fácil, compartiendo recetas, realizar un plan de ejercicios y ver el progreso en general.

 

Conclusiones

La clave para alcanzar y mantener un peso saludable está en hacer ejercicio regularmente y tener unos buenos hábitos alimentarios. Algunas personas creen que lo anterior requiere mucho esfuerzo y planificación, pero esto no es verdad. Incluso, la mejor manera de cambiar los hábitos cotidianos es haciendo pequeños cambios que gradualmente irán formando parte de nuestra rutina diaria.

Si estás pensando en comenzar a construir la mejor versión de ti, no hay mejor manera que asesorarte con los expertos, en Fitness & Nutrition Center tenemos la solución.

Tenemos planes de entrenamiento en el gimnasio, casa o al aire libre. Además, contamos con planes de nutrición con menús sencillos y deliciosos que se adecuan a tu estilo de vida.

También contamos con planes wellness empresariales, que incluyen planes de nutrición, clases grupales, pláticas y talleres, pausas activas y planificamos la semana de salud. 

Nuestro programa no te lleva a una meta específica, te lleva a GENERAR TODAS LAS METAS DE TU VIDA.

Si deseas conocer más a cerca de nosotros y de todo lo que tenemos para ti, no dudes en visitar nuestra página web

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos