A veces nos cuesta trabajo conciliar el sueño o cuando dormimos, sin importar el tiempo, sentimos que nuestro descanso no fue adecuado, esto se debe muchas veces a que no conseguimos relajarnos adecuadamente antes de ir a dormir. 

Aprender técnicas de respiración ayuda a relajarse y son perfectas para practicar antes de acostarte. 

 

Te explicaremos en 3 sencillos pasos como relajar tu cuerpo y tu mente para dormir mejor. 

 

Estírate y empieza a aliviar tensiones 

Con las manos entrelazadas, ponte de puntillas y levanta los brazos hacia el techo. Respira lentamente abriendo bien el pecho al inspirar y luego suelta el aire como si soplaras muy despacio. 

Haz una respiración completa y baja los brazos en el momento de soltar el aire y acaba apoyando los talones. 

 

Libera los pulmones 

Sentado en una silla, coloca las manos en el plexo solar, inspira profundamente y, al exhalar, realiza presión suave sobre las costillas mientras inclinas el cuerpo hacia delante.  

Estarás ayudando a sacar por completo el aire. 

Vuelve a la posición inicial y repite 3 veces. 

 

Abre al máximo el diafragma 

De rodillas, sentado sobre los talones, inclínate hacia atrás y coloca las manos con la punta de los dedos hacia los pies.  

Respira hondo llevando el aire hacia la parte baja de los pulmones y al soltar el aire proyecta el pecho hacia delante. 

Acompaña estos sencillos ejercicios con buenos hábitos (dormir a la misma hora todos los días, evitar aparatos electrónicos en la habitación, no comas alimentos pesados por lo menos una hora antes de dormir y propicia un ambiente oscuro y silencioso) así tu sueño será más profundo y relajado y te despertarás con al sensación de un buen descanso y con más vitalidad para iniciar el día!  

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos