Si quieres empezar un cambio en tu vida y estás buscando bajar de peso de forma efectiva, a continuación, te damos 10 tipos de nutrición que te ayudarán a perder peso. 

 

  1. Beber agua, en especial antes de las comidas

Beber agua puede acelerar el metabolismo entre un 24 y un 30 % en un período de entre 1 a 1.5 horas, ayudando a quemar algunas calorías extra. 

Un estudio mostró que beber medio litro de agua una hora y media antes de las comidas ayudó a las personas que estaban siguiendo una dieta a perder un 44 % más de peso. 

 

  1. Comer huevos en el desayuno

Los huevos tienen muchos beneficios, entre ellos el de ayudar a perder peso. 

Reemplazar un desayuno basado en cereales con huevos puede llevar a consumir menos calorías en las siguientes 36 horas, perdiendo peso y grasa corporal. 

Y si por alguna razón no se pueden consumir huevos, cualquier otra fuente de proteínas de calidad funciona también. 

 

3. Beber té verde

El té verde contiene pequeñas cantidades de cafeína, pero también incluye poderosos antioxidantes llamados catequinas, de los cuales se cree que trabajan en sinergia con la cafeína para mejorar el efecto de quema de grasas. 

Aunque la evidencia no es del todo firme, muchos estudios muestran que el té verde (tanto la bebida como el extracto en forma de suplemento) puede ayudar a perder peso. 

 

4.Evitar losazúcares agregados 

La mayoría de las personas consume demasiada azúcar agregada. Este consumo se asocia fuertemente con el riesgo de sufrir obesidad y enfermedades como diabetes tipo 2 y problemas cardíacos. 

Si se quiere perder peso, es necesario reducir el consumo de azúcar agregado. hay que asegurarse de leer bien las etiquetas de los alimentos, ya que muchos productos supuestamente saludables a veces están llenos de azúcar. 

 

5. Consumir menos carbohidratos refinados

Los carbohidratos refinados, usualmente, son azúcares o granos que han perdido sus partes fibrosas y nutritivas. 

Los estudios científicos demuestran que los carbohidratos refinados pueden elevar el azúcar en sangre de manera rápida, llevando a sentir hambre y antojos y a elevar el consumo de alimentos pocas horas después. Consumirlos está fuertemente ligado a la obesidad, si se van a consumir carbohidratos, es mejor asegurarse de que sean integrales. 

 

6. Controlar porciones

Todo lo que contribuya a estar consciente de lo que se come es útil. Así, controlar el tamaño de las porciones que se consumen puede ser una buena idea, por razones obvias. 

Hay estudios que también muestran que llevar adelante un diario de comidas, escribiendo lo que se consume cada día o tomando fotografías de lo que se come, puede contribuir a la pérdida de kilos. 

 

7. Tener alimentos saludables cerca en caso de que ataque el hambre

Comprar y tener a mano alimentos saludables previene que se recurran a snacks nocivos para la dieta. 

Así, es ideal recurrir a frutas, nueces, zanahorias, pepino, jícama, yogur bajo en grasa y azúcar, gelatina light o huevos hervidos. 

 

  1. Consumir más verduras y frutas 

Tanto las verduras como las frutas poseen propiedades que los hacen muy efectivos para la pérdida de peso. 

Contienen muy pocas calorías, pero mucha fibra. Son además ricos en agua, lo cual les brinda una baja densidad energética. Además, toma tiempo masticarlos y brindan saciedad. 

Varios estudios muestran que las personas que las consumen tienden a pesar menos. Estos alimentos son también muy saludables y nutritivos, por lo cual comerlos es importante por otras razones más allá de perder kilos. 

 

  1. Masticar más lento

Puede llevar tiempo para que el cerebro “registre” que ya se ha comido lo suficiente. Y algunas investigaciones muestran que masticar más lento ayuda a consumir menos calorías y a incrementar la producción de hormonas ligadas a la pérdida de peso. 

 

  1. No te saltes ninguna comida

 

Si piensas que saltarte comidas contribuirá positivamente a la pérdida de peso, estás muy equivocado. Una de las razones principales por las que las dietas bajas en calorías sólo se pueden mantener durante periodos cortos es que tu organismo no funciona correctamente. El cuerpo humano cuenta con mecanismos de adaptación muy inteligentes con el fin de preservarse y sobrevivir. Cada vez que te saltas una comida, básicamente le estás diciendo a tu cuerpo: “No gastes demasiadas calorías”. 

El cuerpo entiende el mensaje y actúa ralentizando el metabolismo para defenderse de la reducción en la ingesta de calorías. Esto significa que quemarás menos calorías de las que normalmente gastas. En resumen, saltarse comidas tiene el efecto opuesto en la pérdida de peso del que pretendías conseguir. 

 

Estos son simples pero poderosos consejos que te ayudarán a lograr el objetivo de bajar de peso eficazmente. Si estás intentado perder peso, primero revisa tu alimentación habitual asegurándote de que has elegido los alimentos correctos. En segundo lugar, sigue los consejos que te mencionamos aquí para ayudar a la pérdida de peso.  

Es importante que consultes a expertos en nutrición que te ayudará a estructurar una dieta adecuada según sean tus necesidades y objetivos.  

Cree en ti mismo, sé persistente con tus metas e irás por el camino correcto para lograr los resultados que deseas. 

Tu siempre amigo y nutriólogo de FNC Cesar Martínez, hasta la próxima 

 

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos