Si aún no decides qué tipo de ejercicio es el que te gusta hacer, o simplemente quieres hacer una variación en tus actividades físicas, te recomendamos que pruebes correr, y aquí te damos algunas razones para optar por este tipo de actividad

1. Fue el primero de los deportes y el más natural. Desde que el ser humano es ser humano, corre. Los niños corren de forma espontánea tan pronto como pueden. Es la forma más simple y pura de ejercitarse. El movimiento más básico que conocemos. No hay complicaciones, sólo un punto de partida y una meta, y el camino abierto con toda la libertad de elegir hacia dónde ir.

2. Casi cualquiera puede hacerlo. A diferencia de otros deportes, en el running no se necesitan grandes habilidades, ni limitaciones de edad, ya que cada quien puede ir a su propio ritmo.

3. Puedes hacerlo en cualquier lugar. No hay límites en esto. Puedes correr en tu vecindario, en un parque, en el campo; prácticamente cualquier escenario es apto para realizar esta actividad, teniendo obviamente las debidas precauciones.

4. No requiere una inversión fuerte. Al no depender de ningún accesorio deportivo (pelota, raqueta, patines, ni haber estrategia de equipo, tod@s podemos hacerlo). De ahí que el running se haya convertido en uno de los deportes estrella para todo tipo de persona. Por supuesto, si ya te adentras más en el mundo del running o deseas realizarlo a nivel de competición profesional, siempre hay accesorios que puedes adquirir como tenis especiales, pulseras de frecuencia cardíaca o relojes deportivos, contenedores de líquidos, etc. Pero esta ya depende de ti y no es imprescindible para correr.

5. Es el mejor ejercicio para pensar. Muchos dicen que correr es la mejor forma de reflexionar. De alguna manera, aclara la mente, elimina distracciones y ayuda a ver las cosas mejor. Puede hasta alimentar la creatividad.

6. Te da libertad de horarios. Te permite elegir el horario que mejor te convenga para practicarlo. Así puedes organizarte perfectamente para combinarlo con tu vida familiar, social o el trabajo.

7. Aumenta tu bienestar. En general, todos los deportes ayudan a mejorar nuestro estado mental y emocional, y potencian la autoestima. El running también potencia el bienestar pero, además, fomenta un aprendizaje de vida: si nos proponemos metas y las cumplimos, el trabajo duro y el esfuerzo merecen la pena y nos ayudan a ser más felices.

8. Puedes ir a tu propio ritmo. Tú marcas tus propias metas: tiempo, velocidad, distancia, y puedes ir aumentándolas a tu propio ritmo, retándote a ti mismo a mejorar tu condición.

9. Ayuda a mantener la línea. Es una excelente forma de cardio que te permite oxidar calorías para mantener o mejorar tu peso. Correr, seguro, es una de las mejores maneras de mantener el peso adecuado y prevenir enfermedades causadas por la obesidad y el sobrepeso como la diabetes, hipertensión, etc.

10. Mejora tu condición física. Al ser un ejercicio aeróbico mejorará tu condición, permitiéndote tener más energía para realizar tus actividades diarias, lo cual va a impactar directamente en tu salud y en la forma como te sientes físicamente, además de ayudarte a regular también tu respiración.

Si estas razones por sí solas no son suficientes, considera también que el practicar el running te permitirá ir conociendo nuevos lugares, disfrutar de paisajes al aire libre y, si lo deseas, ampliar tu círculo de amigos, ya que hoy en día existen muchos grupos de runnings que se reúnen para correr en distintos puntos de la ciudad y que compartirán tu afición por este deporte.

¿QUIÉN NO DEBE CORRER?
A pesar de sus bondades, existen algunas contraindicaciones para realizar este deporte que deben tomarse en cuenta antes de iniciar.
No es recomendable realizarlo para personas que sufran de los siguientes padecimientos:

• Problemas cardiovasculares, de presión y otras complicaciones: en estos casos los médicos no autorizan realizar la actividad.

• Osteoporosis o problemas de articulaciones: quienes tienen artrosis pueden sufrir inconvenientes, ya que con cada paso damos un golpe a las rodillas y los tobillos.

• Etapa de rehabilitación: tras una lesión articular o una cirugía de rodilla no es apropiado salir a correr. El avance debe ser gradual y es primordial fortalecer las articulaciones en la vuelta a la actividad física.

Así que no esperes más, ponte tus tenis, ropa deportiva, lleva una botella de agua y lánzate a practicar este deporte!

About Author

Whatsapp Llámanos Síguenos Escríbenos